Home Artes Adivinatorias La Superstición
Artes Adivinatorias - febrero 8, 2019

La Superstición

¿Qué es la superstición?… En términos normales, la Vox Populi cuando utiliza esta palabra, lo hace en el sentido de referencia a algo inexistente, como un uso idiomático que significa algo que es irreal, con connotaciones mágicas, sobrenaturales de algunos sucesos, que pueden denotar, casi necesariamente buena o mala suerte.

Es como una creencia contraria a la razón que explica de manera mágica la generación de acontecimientos sin ningún tipo de prueba. Con frecuencia decimos o escuchamos que es una superstición creer que pasar por debajo de una escalera trae mala suerte, o que portar con nosotros una pata de conejo nos traerá buena suerte. A veces hoy en día se califica a alguien como supersticioso de manera peyorativa, casi dando a entender que es un ignorante… cuidado, porque esto puede ser al contrario.

Así las cosas y recurriendo al origen de este concepto, encontramos que etimológicamente <SUPERSTICION> corresponde al verbo latino super-stare que quiere decir <permanecer sobre>, que para los romanos tenía el sentido figurado de SER TESTIGO O SOBREVIVIENTE y de entonces viene la idea que nos habla de ritos y costumbres muy genéricas como rezar u ofrecer sacrificios todos los días para la sobrevivencia de los hijos.

En la Roma antigua a los magos se les calificaba de supersticiosos, lo que no constituía una valoración peyorativa sino la aceptación de que en ellos iban quedando como testigos de quienes tenían conocimiento. Y desde luego que en este sentido, cuando hablamos de quienes poseían el conocimiento, nos estamos refiriendo a aquellos filósofos y pensadores que dominaban el saber filosófico en el que se encontraba la verdadera ciencia… ese conocimiento que tuvieron antiguas generaciones y que ha permanecido reservado, oculto para los mortales comunes. Con el pasar de los años y las centurias, ese conocimiento ya de por si oculto, fue reservándose a un número cada vez más estrecho de elegidos que tenían que  ganar el derecho de acceder a él mediante pruebas y méritos vez más complejos. Así que vamos comprendiendo que la superstición es como una nata que prevalece en la superficie, mientras en lo profundo subyace el conocimiento denso, profundo; de tal modo que todo aquello que consideramos una superstición encierra una razón, un conocimiento más profundo, por tanto debemos considerarlo no como algo superfluo o inventado y sin sentido si no algo que contiene algo más en el fondo o cuyo origen nos habla de una situación con un juicio filosófico, a lo que debemos estar atentos y en disposición de interpretar, investigar y al final desvelar.

La superstición es un componente del pensamiento mágico que parece estar basado en percepciones psíquicas subjetivas, de tal modo que podemos asumir que ahí está nuestra posibilidad de contacto con la Mente Universal, y esto no quiere decir que vayamos a hacer de la superstición un instrumento, una llave que nos acerque a ese tesoro del saber, nos dice que mucho de lo que llamamos superstición es lo que flota del conocimiento más profundo y que subyace en nuestro subconsciente. Como vemos, explicar bien a bien un concepto tan subjetivo es muy difícil, pero creo que hemos dado un buen paso para adentrarnos en la basta información que aún no nos ha sido revelada, pero cuyo camino podemos encontrar, leyendo y tratando de comprender esas huellas reveladoras.

Algunos ejemplos de supersticiones muy populares:

Romper un espejo se dice que conlleva 7 años de mala suerte.

Que para contrarrestar alguna desgracia hay que tocar madera.

Pasar por debajo de una escalera apoyada en una pared. (Aquí, por ejemplo podemos hacer alguna anotación. Una escalera apoyada contra la pared forma un triángulo y el triángulo ha representado la Santísima Trinidad, por tato cruzarla es considerado como atentar contra esa creencia o dogma, pero también puede representar una puerta de entrada al mundo espiritual)

Empezar el día (al bajar de la cama) con el pie izquierdo o con el pie derecho.

Acostarse del lado del corazón puede generar malos sueños.

Que el novio vea a la novia con el vestido de bodas antes dela ceremonia.

Para evitar una mala consecuencia a aquel cuyos pies fueron barridos, debe pisar la escoba.

En fin a mi muchas de estas supersticiones me parecen muy simbólicas y otras buenas advertencias, sin embargo depende de cómo cada u no de nosotros las interprete o las acepte o no. Lo interesante es que creo que hemos echado un vistazo a dos caras de un mismo tema…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *